24 mayo 2006

Como el perro y el gato

Trapo, un schnauzer "sal y pimienta", llegó a la casa de una amiga mía cuando era un cachorrillo de poco más de un mes. Y en la casa ya estaba Bono, un gato siamés elegante y evasivo, de unos seis años de edad.
Parecería que la guerra estaba servida, pero... Bono comprendió que aquella insignificante bola peluda que acababa de llegar era bastante torpe y necesitaba de sus cuidados. Y lo "adoptó".
Trapo ya tiene tres años, es revoltoso y juguetón. Provoca a Bono en todas las formas posibles hasta que, finalmente, Bono le sigue en sus juegos y carreras. Saltan uno sobre otro, se mordisquean hasta cansarse, se persiguen por el pasillo...
Pero claro, Bono es de la pulcritud de los gatos. Y Trapo descuidado en su higiene como todo perro. Por eso, Bono, cuando termina de su lavado diario, comienza con el de Trapo que se deja hacer... aunque no sin cierta desconfianza.

Image Hosted by ImageShack.usImage Hosted by ImageShack.us
A ver... ¡mira que estás sucio! Todos los días lo mismo... ¿Es que no puedes lavarte tú?
Y para terminar, revisión de patitas... "Mira, mira qué limpias las tengo"

44 comentarios:

burbujavirtual dijo...

aaaaaaaaah

que lindo

Alemama dijo...

Conozco más de un caso.
Por desdicha al morir el perro de mi tía su gata, la madre adoptiva del animal muerto, se ha echado a morir también. Con que no los siga mi tía que es octogenaria....
Saludos, Almena

Sigiloso dijo...

la naturaleza nos da bonitas lecciones a los humanos...

La hormiguita dijo...

Es una historia preciosa, al igual que las imágenes, gracias por compartirlas.

Kuan dijo...

Es una historia de lo más tierna, almena. Para que luego digan que hay incompatibilidades y diferencias irreconciliables... ;-)Además son moníiisimos.

Un besito

May_solamente dijo...

Me encantó!!!! Yo también tenía un gato y un perro que se llevaban de maravillas. Ay! me dio nostalgia :(
Besos.

azzura dijo...

ayyy pero que cosa más linda!! no se con cual me quedaría;)) mejor no separarlos y me llevo los doss porfavor

yole dijo...

No sabía de tus aficiones fotográficas...
qué bien.

Besos encantados.

unjubilado dijo...

Precioso el post y las imágenes. Y yo me pregunto ¿si dos especies que se llevan como el perro y el gato, hacen tan buenas migas, porqué la especie humana, nos damos de tortas, robamos, matamos, violamos, discriminamos...?. Perdona acabo de recordar que solo querías hablar de cosas amables.
Un besito

sabelilla dijo...

Yo no tengo perro, pero sí tengo gato. Claro, que mi gato es un gamberro, estoy segura de que no sería tan "amable"...

Almenita, un beso!

Trini dijo...

La amistad compartida en todos los aspectos. Vaya par...

Besos muchos Almenita

alp dijo...

Muy bella la historia. Ojala se produjera lo mismo entre todos los humanos. ¿Verdad?

Un saludo

Dianora dijo...

Jajajajaja, Alme, me han encantado las fotos; familiares, sensibles... tiernas :-)
Un besito

Isabel Romana dijo...

Me veo como el perro. ¡con qué resignación acepta que su amigo se empeñe en asearle...! Una pareja muy divertida.

ideas dijo...

Ellos no entienden de razas.. solo de juegos..

Lula Towanda dijo...

Para la amistad no hay barreras :-)

aminuscula dijo...

Antes que Sam había un siamés en mi sofá (en mi corazón sigue estando presente). Era idéntico a Bono. Incluso se afanaba (sin por ello dejar de protestar) en tenerme inmaculados a todos los seres vivientes que pasaron por nuestra casa-albergue mientras les buscabamos un hogar. Durante los 16 años de su vida fue así.

Una pregunta... ¿Bono no se horroriza con las orejas de su amigo? Porque mira que las tienen sucias los perros... y además bastante grandes para una lenguita rasposita de siamés...

Un beso Almena, hoy me has hecho recordar a mi querido compañero de toda una vida.

Anónimo dijo...

Me quedo con Trapo sin dudarlo ;) Me encanta. Un besito.
Comella

Bohemia dijo...

Esas cosas me maravillan...los eternos enemigos (según dicen) llevándole la contraria al mundo.
Preciosas escenas hoy en tu blog.
Besos

Anazia dijo...

Jajajajaja, mira que los míos son ejemplos por decirlo de alguna manera, pero no llegan a ese extremo. Aunque claro, primero llegó el perro y a los 7 años el gato... que no sé yo quién se ha hecho mayor antes xDDDD

Emer dijo...

Menuda pareja, buen ejemplo el suyo para seguir.
Me encanta Trapo, tuve uno, bueno una y son geniales.
Un besote

Leodegundia dijo...

Me encantó este relato y las fotos. Si los humanos aprendiéramos más del comportamiento de los animales, seguro que viviríamos mejor.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Me siento casi tan orgullosa de "los muchachos" como de una estudiantilla laureada...¿que te pacere...?
Besos
Pizca

Merche dijo...

¡Cuántas cosas tenemos que aprender de los animales de 4 patas!

¿Fuiste tú quien me envió un vídeo titulado "paciencia infinita? Sobran las palabras pues.

Un gran beso y cariño y gracias por querer a los bichillos :)

white dijo...

cuanta ternura, es que las mamis son así aunque sean tan difernetes de sus hijis o aunque no los hayan parido.
Besitos

clota dijo...

Hola, Marce!!!
Ya he leído tu post sobre el gatito y el perro limpitos...
Eso no es nada comparado con tener un perro con complejo de gato. Mi perrita Segui cree que es un gato, cosa que... ¡Hasta da miedo!
Oye ya me contestarás,

Clota

Noa con las mujeres en la sombra dijo...

Preciosa naturaleza que siempre nos da lecciones.
Abrazotes chata!

Digo como comella; me quedo con Trapo. Tengo cuatro perros ;)

Lisola dijo...

Gracias de nuevo por volar hacia el primer silencio del mundo o hacia la luz de la rama más alta...

Los animales, siempre con sus maravillosos ejemplos... Mi perra, Noa, una Labradora color chocolate, hace que sonría ante esta vida tan llena de paisajes áridos.

Precioso trapo. Bono, todo un filósofo...

Espero que sigamos encontrándonos.

Un abrazo.

Lisola.

http://nochesdeaguanoches.blogspot.com

Amor dijo...

El perro parece el hijo de Golfo, de La dama y el vagabundo. Un abrazo, Almena. Muy bonitos los animalitos,
Santiago

Miguelon dijo...

Y luego dicen que los perros y los gatos se llevan mal.
Besos

J.Huerta dijo...

Un precioso ejemplo de colaboración entre seres diferentes, que pena que no sea igual entre los humanos. Me parecen dos almas divinas.
Un abrazo.

Aitor dijo...

Es una preciosa y tierna historia, perfectamente contada.
Y real como Bono y Trapo :)

Caboblanco dijo...

Vaya dos :-)

-Pato- dijo...

Ahh bueno, me enamoré de los dos!

Mira la carita de Trapo en la foto donde le está limpiando el lomo, si parece que dice -¿¿¿¿porqué a mi??? ¿¿¿ya terminaste????
¡¡¡¡Bastaaa!!!!!

Besos y amiguitos.

koffee dijo...

Encantadores, tiernos, adorables!. Tuve una siamesa y tardé cuatro años en llegar a conocerla; cuando "se fué" quedaron dos gatas más en casa y acierto si digo que son la alegría de mi huerta. En su día también corría por aquí un "teckel", pero estaba entonces más solo que la una.
Imagino que la gracia está en que uno de los dos sea cachorrito: los animales son muy inteligentes.

Una mirada... dijo...

Preciosa aproximación a la -poco publicitada- realidad felina de la entente cordiales.

Saludos (con aroma a menta adherida a las suaves almohadillas de gato).

Ogigia dijo...

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡son geniales las fotos, niña!!!!!!!!!! y los comentarios, amiga mía, besos

alma dijo...

Increíble, el instinto...la ternura

Anónimo dijo...

Que historia tan bonita, me encantan los animales, son mi debilidad creo que no podria vivir sin ellos.

Besos almena.
Listra.

Charles de Batz dijo...

para que luego se diga..., no se quién es más animal y más irracional, si nosotros o ellos que nos dan esas lecciones de solidaridad.

Salud

La hormiguita dijo...

Puse tu link en mi sitio. Confío que te parezca bien. Besos.

Glauca dijo...

Cada día son mayores las lecciones de buena convivencia que nos dan animales de tan animadversión como lo son los perros y los gatos.
¿Aprenderemos alguna vez???
Montón de besos.

Isabel dijo...

Qué preciosos. Me maravillo de que se lleven tan bien. Las fotos me encantan, y la historia... un beso grande :)

natalia (cenicienta) dijo...

mira q a mí no me gustan mucho los gatos, (los perros, sí) pr con esta imagen me he quedado maravillada.. preciosa y tierna historia. besos