15 abril 2008

No se preocupe, señorita...

Se cuenta que el filósofo Ludwig Wittgenstein esperaba el tren en la estación de Cambridge junto a una colega.

Iniciaron una interesante discusión y, tan enfrascados estaban en ella, que no se dieron cuenta de la salida del tren.

Corrieron tratando de alcanzarlo. Wittgenstein consiguió subirse al tren pero la mujer no lo alcanzó.

Jadeante y con aire preocupado escuchó a un mozo que le dijo: "No se preocupe señorita, dentro de diez minutos sale otro".

Ella respondió: "Ese no es el problema; él vino a despedirme".
.

49 comentarios:

Alemamá dijo...

¡No te puedo creer! jajajaja, es muy digno de un genio distraído.
Un besote. Almena

neurotransmisores dijo...

Seguro que también perdería el siguiente.

Saludos.

JHWH dijo...

“Si la gente no hiciera cosas estúpidas, nunca se podría haber hecho nada inteligente”
-Ludwig Wittgenstein-

anton dijo...

Qué punto de cuento, o despiste.
A mí me gusta eso de Suetonio, creo, "¿Qué oportunidad tendrías tú de perdonar? Mi destino es el que te permite ser misericordioso. Para que tú puedas ser compasivo, yo tengo que pecar".

Buena noche, almena.

Trini dijo...

Increible:):)
Cosas de genios, sin duda.

Besos

aminuscula dijo...

Es un microcuento perfecto. ¿De verdad es real?

Un besazo, Almena

alida dijo...

Jajaja, me gano en despiste

Un beso amiga

Isabel dijo...

Qué maravilloso es llegar a olvidarse de lo que nos rodea,ser capaces de distraernos hasta ese apasionamiento...
Esto es lo que, de verdad, hace reír con buenas razones.Preciosa anécdota,amiga.Eres una caja de sorpresas. :-)
Encantadora,por supuesto...
Un abrazo.

PULGACROFT dijo...

jajaja qué bueno! eso sí que es ponerle pasión al asunto!!

celebrador dijo...

¿Y quien dice que tomar un tren inesperado y/o no tomar un tren esperado, sean "un problema"?

Un compatriota del tal W., un tal Hobbes, probablemente no haría un juicio de valor al respecto

Toy folloso dijo...

Humor subliminal.
¡Estos filósofos...!

Isabel Romana dijo...

Ciertamente esta historia me conforta, porque veo que la única despistada no soy yo (por otra parte, especialista en perder trenes). La anécdota es deliciosa. Besitos, guapa.

PIER BIONNIVELLS dijo...

Jo! que divertido.. jajaja me parto.. que despitaos no...
jajaja
abrazos.

Luis Rivera dijo...

Que magnífica historia. En mi blog hoy menciono al filósofo, pero no de una manera erudita, sino como punto de partida para una reflexión.

Me gusta tu blog. Y agradezco tus visitas.

Enrique Sabaté dijo...

El se marchó sin querer con el tren, se bajaría en la siguiente, yo que no soy ningún filósofo no genio también soy un despistado para los transportes más de una vez he tomado la dirección que no debía.

un beso fuerte y grande.

CHOLA y CHELA dijo...

NO ES GENIAL?
JAJAJAJAJA
SE SUBIÓ ÉL
JAJAJAJAJAJA
ME LO COMO A BESOS!!!!!!!!!
QUE DIVIIIINOOOOOOOOO!!!!!
GENIO
HERMOSO

ME ENCANTÓ
JAJAJAJA
ME LO IMAGINO Y ME RÍO
QUE LINDO POST MUÑECA
SENCILLITOO Y ENCANTADOR

BECHOS GRANDOTES COMO EL SOL
LA CHOLA

laMima dijo...

Jejeje...seguro que le ha pasado a más de uno.
Aunque, ahora que lo pienso, con la seguridad que tienen las estaciones de tren ya no dejan ni despistarse al acompañante. Una pena.
Solo para cercanías.
Besooos

white dijo...

la vida nos sorprende con trenes que no ibamos a coger
Besito

gonzalo dijo...

muy linda historia.

nickjoel dijo...

la vida es eso, momentos llenos de incertidumbre, de nostalgia, de inspiracion, a veces suceden cosas que no nos esperamos, pero esas cosas estan llenas de lecciones de amor!!!

me gusto

besos querida

Cigarra dijo...

No se quién dijo que los distraidos en el fondo son los que menos se distraen: en realidad no apartan nunca su pensamiento de la idea que les absorbe, y así parecen despistados con respecto a lo que les rodea.

koffee dijo...

...Y ella se quedó prendada del buen hombre!... Los hay que por quedar bien hasta friegan los platos sin ver que ya salieron del lavavajillas.... hombressss!

Max dijo...

¿Porqué le daría al ansioso filósofo por subirse él al tren, pregunto yo?

Reconozco que siempre sufro algún tipo de paranoia cuando despido, o me despiden en una estación de tren :-D

Feliz fin de semana

Milady dijo...

Muy bueno, genial. Besos enormes Almena.

Visnja Roje dijo...

almena , muy bueno tu chiste jajajajaja.

Ah pasa a mi blog para que recogas un regalito y felicidades


un beso

visnja

Bohemia dijo...

je...que bueno...

me encanta el tema Thais que has puesto en tu blog, en casa lo pongo a menudo y me parece ideal para acompañar lecturas...

BSS

Campanita de BarZaires dijo...

¡Que bueno! nos has puesto una sonrisa en este domingo.
Un beso.

Ogigia dijo...

está muy bien la anécodta, creo que el que quería irse era el d el tractatus...besos, amiga

Agatha Blue* dijo...

Jajajaja!

Pooobre....

A un amigo mio le sucedió algo así.

Subio al tren para despedirse de su novio y tanto arrumaco y tanto beso le entretuvo hasta que el tren se puso en marcha.

Se tiro cuando el tren había arrancado y cuando fueron a atenderle lo unico que le preocupaba es que su nueva camiseta de Dolcce y Gabanna no se hubiera roto... De verdad que... ayyy.. ( Esto que te cuento es absolutamente verídico )

Besitos,

Agatha Blue*

Perséfone dijo...

Jajaja!! una anécdota digna de distraidos pensantes.

Abrazos!

alma dijo...

Osea, que el orden de los factores, sí altra el producto,
jajajja.
besos

Krad_Dark. dijo...

Jajaja muy bueno!!!
:D

Un abrazo

Estrella Altair dijo...

Almena.... !!!jolines!!! ya que la colega era instruida, por que el señor del "Tractus" para entenderle, al menos por escrito, se las traia, claro está que en presencia podía ser otra cosa ¿no crees ?.... seguro .....

Un abrazo.

Lady Zurikat dijo...

Lo que me he reido con el despistado filosofo que se olvido y termino trepado al tren!!!
A veces la gente inteligente esta tan enfrascada en lo suyo que lo mas simple se les escapa...

MORGANA dijo...

Me estoy imaginando la cara del mozo.
Besitos

Hannah dijo...

¡Cosas de sabios! :)
Un beso, Almenita.

José María Díaz dijo...

Primeras risas de la mañana. Gracias, nos vemos!

Cigarra dijo...

Hola Almena: Feliz día del libro. Tengo un obsequio para ti en mi blog

Manuel dijo...

Muchas veces... confundimos las metas de los demás con las nuestras...

mixtu dijo...

yayayayaya

como es possible

yayaay

pero, yo tambien lo perdia...

abrazo serrano

Miriam dijo...

Vaya, que curioso es esto jejejeje

Un besitoo

Visnja Roje dijo...

almena,no se si tu eres mamá o no , entonces sabes de lo que estamos hablando(el chiste es muy bueno),sorry me iba a olvidar de mi comentario, y bueno me gustaria
saber que opinas

un beso

Visnja

Campanita de BarZaires dijo...

Me encantó encontrarte, vine a dejarte otro beso.

María Dubón dijo...

Excelente anécdota.

Besos, queridísima Almena.

reuben dijo...

Es que hay conversaciones que dan para perderse varios trenes...
Saludos

TaitaPop dijo...

JA JA JA!!! Hay despedidas que nos dejan despistados!

Chela dijo...

jajajajajajajajajaja...

¡Que bueno el post, auténtica risoterapia! Me ha sentado bien.

Un abrazo.

Franziska dijo...

Gestos despistados son los que declaran o mejor: ponen en evidencia, los deseos inconscientes. Puede que todo el despiste se debiera a un deseo de no separarse de la persona a la que iba despedir. Y, al final, quedó como la eterna anécdota.

Saludos cordiales.

ISB dijo...

Es lo que tienen los filósofos, siempre dan ejemplo para demostrar que se puede (alcanzar el tren ...sin ir más lejos)
Un beso y gracias por la sonrisa.