30 abril 2005

La sonrisa del sábado

.

Como homenaje en clave de humor

a todas las madres que en el mundo son.

1 comentarios:

Lisola dijo...

Las madres...Es una pena que realmente nos acordamos de ellas una vez que han muerto. De todas es simpática la viñeta, aunque a mi, la verdad, es que nunca me ha pasado. Eso del desayuno en la cama es como si me hablasen de extraterrestres.

Gracias por tu comentario.

Un saludo.

Lisola.