24 junio 2005

Ésta es la noche

almena - Sanabria-2004

Ahora, en este momento, tañen bajo el agua las campanas de la Iglesia de Valverde de Lucerna, el pueblo sumergido en las profundidades del Lago. Pero, "sólo los puros de corazón pueden oirlas". No, yo no consigo escucharlas.

Mientras tanto, se alza en la noche el fuego purificador y mistérico, rodeado por la danza ritual. Quizá si fuera capaz de caminar descalza sobre sus ascuas, conseguiría escuchar las campanas del Lago...

0 comentarios: