09 diciembre 2005

Haiku

La raiz se aferra
al suelo en que, amarillas,
mueren las hojas.

21 comentarios:

Kuan dijo...

Una muerte necesaria que genera nueva vida.
Un besito

azzura dijo...

Me encantan!! pero no hay manera de que me salga alguno ;(

Un abrazo buen finde!!

toshiro dijo...

Raíces y hojas danzan al ritmo de las estaciones.
un abrazo

Tastavins dijo...

Y gracias a ello pronto saldrán verdes hojas de nuevo.
Un abrazo!

Anazia dijo...

No sé por qué, odio pensar que las ojas que caen al suelo mueren... desde muy pequeña, y eso que desde muy pequeña siempre he aceptado la muerte como un hecho en la vida (que sin ella, no habría vida)... pero me resisto a creer que las ojas amarillas son ojas muertas. Siempre las he considerado como el pelo de los árboles... Tú pelo se cae, ¿por qué no iba a caerse el pelo de los árboles? Cuando tu pelo se cae, ¿realmente piensas que tu pelo muere?

la-de-marbella dijo...

Preciosa foto. Me gusta tu blog, volveré. Saludos Marbellís

brisaenlanoche dijo...

Lo que para unos es tu tumba, para otros es donde deben agarrarse para seguir vivos...

Un abrazo.

Marian dijo...

Me encanta la foto y la reflexión,
el árbol burla la inmovilidad aparente, las raices emergen y los cambios necesarios siguen su curso... como la vida misma.
Un besín

Andrea Recol dijo...

¡Qué preciosidad! Con qué fuerza se enganchan las raíces a la tierra y como alimentan las hojas amarillas al árbol. Besitos miles

leodegundia dijo...

La raiz es la fuerza que le mantiene en pie.
Preciosa foto.Un abrazo

alma dijo...

...y así se completa el ciclo. Muy bello, escueto, simple...

angel dijo...

El eterno retorno o el ciclo de las transformaciones en un binomio exquisito: el de la imagen fotográfica y el de las imágenes que, como las hojas al vuelo, desencadena la brevedad oriental de tu poema.
Saludos....

Miguelon dijo...

Las raices se unen a aquello que les mantine firmes.

Besos.

Alemama dijo...

Otoño reloj del tiempo
viejas raíces
anuncian vida

La sabia nutre
en verano
esplendores otoñales

natalia (cenicienta) dijo...

este haiku me ha llegado hoy muy hondo, pq mientras hoy les ha tocado a otros morir, yo me aferro fuertemente al suelo, a mi vida y a mi tiempo.

Trini dijo...

Amarillos, raíces, hojas...puro otoño.

Precioso.

Besos mil

Anónimo dijo...

Una foto preciosa Alme, me da ganas de cobijarme entre sus raices y hojas. Bapa

julio dijo...

No sé por qué me da que el árbol sucumbira también, por mucho que se aferre. Debería abandonarse y no hacerlo tan agónico ¿..?

Un abrazo

Pequeño Salvaje dijo...

preciosa la imagen del haiku. Aquello que nos da vida, es al final en donde acabamos. Para cerrar el círculo

Lula Towanda dijo...

Inquietante. Las hojas que brotan de las ramas y se elevan hacia el cielo, mueren. Las raíces enterradas viven. La vida es muerte y la muerte es vida

Anónimo dijo...

ora vida, ora muerte y vida nuevamente.



Gracias por tu Haiku