16 enero 2006

Haiku


Un viejo estanque;

salta una rana desde el borde,
sonido de agua.
(Bashó)


Era el año 1686, cuando Bashô compuso este haiku; el más famoso de la literatura japonesa.

Verano en Edo (actual Tokio capital de Japón). Un hombre de alrededor de 40 años, con atuendo de monje budista, recibe en su pequeña vivienda a dos visitantes. Durante su conversación, se escucha el murmullo que la brisa produce en las hojas del plátano que les da sombra junto al estanque. El visitante más viejo, un maestro zen, pregunta: "¿Qué habla antes, de que la hierba verdease?". Justo en ese momento, una rana salta al agua. Sin dudar un instante, el hombre vestido de monje exclama: "Una rana salta desde el borde. Sonido de agua".
Inmediatamente, los visitantes supieron que se trataba de una improvisación brillante y que, según las reglas al uso, debía proponerse un primer verso para convertirse en un haiku.

Según la costumbre de la época, cada uno de los presentes debía proponer un primer verso. "Crepúsculo", dijo uno. "En la soledad", dijo el segundo visitante.
El hombre vestido de monje protestó: "tratais el tema muy parcialmente. Como excepción, propondré yo mismo el primer verso: ¡Oh, viejo estanque!" . Sus visitantes asintieron admirados. Y así surgía uno de los más famosos haikus de la historia literaria de Japón. Quien así lo había improvisado, no era otro que Basho, tal vez el poeta japonés más celebrado.

El propio autor definió este verso como el más característico suyo, y dijo de él en su lecho de muerte: "Este es mi poema de despedida, puesto que he construido mi propio estilo con este verso. Desde entonces he hecho miles de versos, todos con esta actitud".
En su cumbre poética, Bashô consigue el milagro de hacer confluir lo eterno (el agua del viejo estanque) con lo instantáneo (el salto de la rana), en un solo punto: en el propio ruido del agua. Y ello valiéndose del lenguaje más sencillo y conciso del que puede hacer uso.
Así, toda la obra de Bashô está desprovista de vanidad; es un encuentro constante con la naturalidad y con la humildad del que usa los versos para avanzar en su propio camino de superación espiritual.

Se ha escrito mucho sobre esta breve composición. Lo sorprendente es que algo tan sencillo y directo pueda ser al mismo tiempo tan profundo.

Información extraída de: Juego Poético y de Imperio Anime - Cultura de Japón

44 comentarios:

111x6 dijo...

Belíssimo Hai kai Alamena ! É uma forma pequena de dizer grandes coisas . Meu carinho para você .

toshiro dijo...

Dice Ángel González:"como ser sencillo sin ser simple", este haiku encierra ese secreto.
Un abrazo.

toshiro dijo...

Dice Ángel González:"cómo ser sencillo sin ser simple", este haiku encierra ese secreto.
Un abrazo.

Marian dijo...

Creo que Toshiro lo ha resumido muy acertadamente, en palabras de Angel González.Así me lo parece a mí también.La sencillez es grandiosa en sí misma.:)
Un besín y que tengas buena semana

unjubilado dijo...

No tengo muy claro que es el Ahiku, (soy de ciencias) pero por si esto lo fuera ahí va el mio.

Siendo unjubilado sin trabajo
leo a todos
junto al PC.

Creo que le falta la imagen, pero aquí no la puedo poner.
Un abrazo

MrMann dijo...

Claro, es que la poesía "haiku", sin meterse previamente en el mundo del budismo "zen", es difícil de entender...
.. lo más sencillo es siempre lo más difícil de entender.

Hannah dijo...

Desconocía cómo nació ese Haiku -no el haiku- ya que Basho, junto con Issa y Busson, es mi preferido. Gracias por acercarme más a ello, almena.

Un abrazo muy cálido.

Hannah

Pequeño Salvaje dijo...

Gracias por esta explicación. Hermosa y clara, como el haiku.

David dijo...

La verdad q el haiku me sorprende, no fue hace mucho cuando lo escuche por primera vez nombras, algunos me han resultado muy interesantes y otros ni llegue a comprenderlos (no quiere decir que a otros no les gusten)

Zolsaihan dijo...

La compasión no es un asunto de religión. Es un asunto humano. No es un lujo, es esencial para la supervivencia.

http://zolsaihan-haiku.blogspot.com

http://zolsaihan.blogspot.com

natalia (cenicienta) dijo...

sin duda es un precioso haiku, es muy sencillo y profundo te llega tan al alma.. besos

Charles de Batz dijo...

Es una verdadera delicia lo que nos cuentas del haiku de Bashô; la profundidad que pueden tener unas pocas silabas, nos recuerdan que es mejor no dejarse llevar por lo aparente y que debemos buscar más en la sencillez.

Salud y Fraternidad

Dianora dijo...

Me pierdo en algo Almena, y seguro que tú me puedes ayudar. Siempre me han enseñado que un Haiku esta compuesto de 3 versos, de 5, 7 y 5 sílabas, sin rima. Al resto de detalles "técnicos", no entro. Por eso me pierdo en este... se me van las sílabas... pero eso sí, es gráfico como el solo... no oyes el chapotear del agua?
Besos

Grial dijo...

Es la magia del Haiku, por eso es tan especial..
Buen post!
Un beso :)

Trini dijo...

Este si que es un "pedazo" de haiku Almena.
Cada vez me gustan más, leerlos y escribirlos. Gracia spor enseñarme la historia de este.

Muchos besos

mixtu dijo...

no lo conecia esta composion, mui hermosa,

p.s. para usted: Neruda em mi post, saludos

Julio dijo...

Más o menos, como Jubilado
Muy bonito
Un abrazo

Max dijo...

Nota (algo) desesperada:

Ya.com me ha borrado de un plumazo. Esta vez (lo juro) no he sido yo.

Intento reemprender el camino en la nueva dirección que dejo en el enlace.

Sorry y mil besos.

Kuan dijo...

Yo creo que la sencillez es un asunto del alma. No todos podemos ser sencillos y menos aún expresarlo.
Conocía el haiku y me ha gustado la historia

Besitos

Tastavins dijo...

Yo no sabía ni que era un Haiku, y me he quedado sorprendida con tu explicación. Cuantas cosas hermosas hay en el mundo por descubrir. Me ha encantado leerte y que me enseñaras una. Muchas gracias :)

María Guilherme dijo...

Estoy descubriendo mucho sobre los Haiku contigo, gracias :)

un besito
M.

Anazia dijo...

Interesante... No puedo pensar en otra cosa que no sea lo interesante que resulta.

Unda dijo...

Es curioso además de ilustrativo...mmmm...y ese Haiku, lo que hace pensar.
Gracias Almenilla, un besazo

Ogigia dijo...

Me gusta múcho el texto que has elegido, el comentario, todoooooo

La senda dijo...

precioso haiku y sugerente imágen....

curiosamente .... VERDE ; )

felipe dijo...

me encata volver a este haiku...gracias por traerlo, un abrazo,

unjubilado dijo...

Almena, siento ser yo el que te lo diga, pero has sido contagiada, pásate por este enlace.
http://www.unjubilado.info/2006/01/17/contagio-punetero/
Saludos.

unjubilado dijo...

Perdona era este:
http://www.unjubilado.info/2006/01/17/contagio-punetero/
Copia y pega ya que el enlace lo había dirigido a otro sitio.

Caboblanco dijo...

Lo bueno, si breve... dos veces bueno :-)

alma dijo...

Precioso, muy adecuada la imagen: sencilla, directa
;)

nemomemini dijo...

La mayoría de los haikus tienen esa característica. Pero no hacen sino reflejar algo que pasa normalmente desapercibido; y es el detrás de la aparente sencillez de las cosas hay todo un cosmos que está en equilibrio. Y saber "verlo" es todo un aprendizaje.

Te dejo besos
;)

aminuscula dijo...

¡Qué interesante, Almena! Cómo siempre me voy de tu blog sabiendo una cosa más.

Un beso

Anónimo dijo...

Hola, Zenia desde:

http://imaginados.blogia.com

Las cosas pequeñas resultan a veces las más esenciales: un cocuyo o luciérnaga, un refrán hecho por un campesino...

Lula Towanda dijo...

me encantan los Haikus comentados.

almena dijo...

Bracias, amigos, por vuestras aportaciones.
Un gran abrazo a todos.

----------
Dianora, además, la respuesta a tu pregunta.
Si bien el haiku digamos "académico" sería como dices, de tres versos de 5-7-5 sílabas, en este caso hemos de tener en cuenta que se trata de una traducción desde el japonés. Y que por ello, resulta prácticamente imposible esa exacta coincidencia :-)

Otro abrazo!

ideas dijo...

Yo sería incapaz de escribir tanto con tan pocas palabras!!!

Anónimo dijo...

Y yo que a los haikus no les acabo de pillar su aquel...

sirenita-2 dijo...

No sé porque no me dejaba antes. La del comentario anterior soy yo :-)

Un beso

MAURA_ dijo...

Usted me ha enseñado la magia que encierra un haiku un día intentaré hacer uno, a demás he leído cosas muy interesantes en el enlace que tienes... amiga gracias por ello y por tanto más regresaré pronto tqm.
Besitos con cariño

Noctis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
leodegundia dijo...

Hoy si que no se me ocurre ninguno, quizás otro día esté mas inspirada.
Un beso

angel dijo...

El mundo cabe, sí, en la música silente de diecisiete sílabas....

Osvid dijo...

Me ha encantado releer la historia de la composición de este haiku!

Arena dijo...

Te dejo un haiku que me encanta; es cierto que hay que hacer cosas, para que sucedan otras cosas.
"Sin mi viaje
Y sin la primavera
Me habría perdido este amanecer"

Shiki