08 julio 2006

Lo agridulce ( y II )

Añosas, las acacias de mi calle,
ven brotes verdes que nacen de sus poros.
Quizás es un presagio.
Quizá me gritan:
“la palabra enmaraña el sentido de la cosa”.
Y es el silencio
el que hoy se ha preñado de elocuencia
para exclamarlo todo.

Y atiendo a la palabra de la acacia
y lleno de elocuencia mi silencio
y de retoños verdes estos poros desiertos
de mi piel.

Y reverdezco toda en brotes nuevos.
Me callo y reverdezco.


La palabra que endulza
no es ola buscando acantilado
en que romperse.
Busca arena de playa
y en ella empapa y se filtra y se confunde.

Despertar no es la clave.
Olvidar no es la clave.
Ni desamar, des-amar, des-armar.

Ni el anhelado “dos”,
ni el amargor del “tres”,
ni re-cordar
–cordar de nuevo-
Toda la vida huyendo de los tópicos y...
No, la clave no existe.
La victoria me ha sido regalada
y bebo del milagro.

Y gusto su sabor.
Y bebo y me lo creo.

26 comentarios:

Gio dijo...

no sé nada de poesía, pero te diré que me ha gustado mucho mucho...

La hormiguita dijo...

Es simplemente soberbio, en el sentido del Diccionario: grandioso, magnífico.
Un beso.

Hannah dijo...

Absoilutamente cierto, las únicas claves que existen son las que a fuerza de deconstruir tópicos y creencias, nos vamos construyendo en el camino cotidiano.

Un besote

Hannah

aminuscula dijo...

Tengo que decirte que lo agridulce es tan maavilloso que... en fin, es pedir demasiado, lo sé, pero podría ser una maravillosa categoría.
¿Por qué te guardabas esto, Almenita querida? ¿Por qué no nos deleitaste antes?

Maravilloso, de verdad.

Un beso

Lis dijo...

Precioso poema, estupendo blog. Saludos.

Lisola dijo...

Querida Almena. Gracias de nuevo.

Es un placer que vengas a mi casa.

Sigue llenando de retoños verdes tu piel y la nuestra... bello poema, me ha encantado.

La palabra busca la arena y en ella se empapa, se filtra y se confunde, o nos deja lo esencial, su silencio.

También yo te deseo un buen fin de semana.

Un beso.

Lisola.

Sabes, me encantan los árboles. Tengo uno en mi patio. Contienen un lenguaje especial, mezcla de dolor y esperanza.

mixtu dijo...

agridoce... como a vida

amei o teu poema de hoje...
beijos

Trini dijo...

La dualidad de las cosas es lo que nos hace apreciar más la aventura del vivir.
Precioso texto Almena. Un placer leerte.
Besos

julio dijo...

Muy bonito. La palabra no puede describir lo que emana de nosotros. Lo hace mejor el silencio
Un abrazo

Por cierto, es un poquito coñazo lo del control activex que hace al entrar en tu página, ¿no?

Brisa dijo...

A mi me ha gustado el sabor de tus letras no es fácil expresar la dualidad pero si creerla.

Un abrazo almena :)

muralla dijo...

Me uno totalmente al comentario de Hannah...
Es una auténtica preciosidad !!!!
Bicos.

mark66 dijo...

No sé como lo haces. Yo no podría. Me quedaría corto de palabras.
Besos mil

martika dijo...

No dejes de beber nunca...

Meternura dijo...

Tu poema tiene ritmo de olas llegando a esa playa imaginaria.

Un saludo

Ogigia dijo...

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡me gustaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!! Besos

unjubilado dijo...

Lo siento Almena pero lo tengo que decir:
Esta poesía Lo agridulce,ha sido Primer premio de poesía del XX Concurso Literario "Memorial Florencio Segura"
Madrid, 24 de mayo 2.006
Y su creadora es Almena.

Besitos Almena y perdón por mi indiscreción, pero te mereces este homenaje que desde aquí quiero darte

nina dijo...

De momento estoy de descanso forzoso pero esto no puede pasar de largo , me uno a la alegria y felicitación de todos. Esas cosas no se callanson poesias tuyas pero yambién nuestras, porque nos gusta disfutar de la belleza.MIl abrazos y felicitaciones NINa

Anónimo dijo...

good weblog

Anónimo dijo...

No concibo lavida sin árboles ni sin mar. Serà por vivir en una isla.

Zenia desde:

http://imaginados.blogia.com

julio dijo...

Desde luego Almena, no me extraña que te dieran el premio. Es muy original e inspiradísima
En cuanto a lo del aviso, ta vez me ocurra solo a mí, pero como solo me pasa contigo.....
Un abrazo

Susy dijo...

Cuando llego te leo, te releo y nunca me dejas indiferente.
Cierto es que somos de azares y por ellos sobrevivimos.
Hermosísimo y acertado.
Un abrazo.

Isabel Romana dijo...

Precioso poema, almena. Hace falta sabiduría para saber en qué momento la expresamos con palabras, y en cuáles con silencio. Te superas. Besitos

almena dijo...

Gracias! A todos.
Porque vuestras palabras me estimulan y son un acicate para seguir.

Un gran, gran abrazo

Sirenita dijo...

Estos días tengo dificultades para entrar en tu blog. Afortunadamente tarde o temprano lo consigo. Menos mal, me perdería maravillas como ésta.

Un beso.

Glauca dijo...

Sabores dicotómicos que nos hacen más agradable la vida. Es precioso lo que escribes, es un placer leerte. Besos

Perseida dijo...

Son versos grandes, magnos, sencillamente geniales....Gusta releerlos e impregnarse de su magia, de su color.
Dsifruto descubriendo tus letras.
Un saludo, desde el Sur.