20 mayo 2007

Primero sus crías

Me ha conmovido la noticia. La fuerte tormenta de ayer en Valladolid y provincia, descargó granizo del tamaño de una pelota de tenis. Algo parecido a un apedreamiento.
Numerosos destrozos materiales, rotura de cristales, incluso de la resistencia de las lunas de los coches.

Y ella, la cigueña, estaba allí, en lo alto del campanario. No, imposible volar para cobijarse en un sitio seguro. No podía abandonar a sus polluelos. Los cobijaba con todo su cuerpo (y seguramente con toda su "alma") de aquel aluvión de pedradas que sobrevino repentinamente.
Allí permaneció inmóvil, manteniendo a salvo a sus crías, que sobrevivieron bajo el amoroso cobijo.
Ella no. Ella pereció bajo los innumerables golpes que la apedreaban.
Hoy, según las noticias, era el padre quien guardaba celosamente el nido.

78 comentarios:

koffee dijo...

Pues aquí nos tienes, a moco tendido, porque noticias como ésta nos recuerda que no somos de piedra a pesar de que la vida nos vuelve.
Y hay quien no valora a los animales... cuando cuidan a los suyos como no hacen muchas personas.
Que penita!.

Anónimo dijo...

Si que produce ternura, Almena.Y es que como una madre, nada.
Pizca

peregrina dijo...

Es conmovedora almena. No pretendo hacer moralinas ni sociología...pero cuánto hay en esa noticia.
Un abrazo.

Itoitz dijo...

Vaya relatos mas tiernos nos depara la naturaleza.
Feliz semana Almena...
Besos.

dulcinea dijo...

....halaaaaaaaaa....que mal...¡¡me ha conmovido.EStoy con peregrina

Visnja Roje dijo...

¡que ternura!, si parece que las estuviera viendo
Y yo reto a mi abuelita porque les junta las migas desgranadas en la tarde y por la mañana
CAda vez que vea asi los pollos vaya me voy a acordar de ellas.
cariños.

Visnja

AnA dijo...

Hermosa historia,Almena. Noticia que merece un gran titular.
Besos,
A

blueberrie dijo...

Una lección animal para los "humanos".
Saludos, Almena.

bajamar dijo...

Es muy conmovedor...
La vida con la vida

Alguien puede decir todavía que los animales no tienen sentimientos?...

Las aves, particularmente de ésta especie son seres muy especiales

un beso

Silent dijo...

Pues asi es.... madre... solo hay una :D

Princessa dijo...

Una noticia muy conmovedora.
Me da entre pena y ternura.
Besos

Ogigia dijo...

Así es la naturaleza...hablar de su ternura o su dureza es cuesitónd e idioma humano. Buen día, amiga

ideas dijo...

Asi dicen que son las madres... El escudo de sus hijos, su fortaleza, su paño de lagrimas..

aminuscula dijo...

Me has hecho llorar. En serio.

Beso, Almenita

Enrique Sabaté dijo...

Da que pensar la noticia.

NoSurrender dijo...

es que los castellanos tenemos un caracter muy sufrido, cigüeñas incuidas

MentesSueltas dijo...

Hermoso, la naturaleza a pleno.

Pasaba a saludar y dejar un abrazo para esta semana.
MentesSueltas

Isabel dijo...

Esta impresionante noticia me ha recordado el poema de Angel Gonzalez que puse hace algún tiempo en mi blog,te recuerdo el enlace por que si quieres leerla u oírla en voz propia:

http://mutuaspalabras.blogspot.com/2006/12/introduccin-las-fbulas-para-animales.html

Una noticia así nos hace replantearnos algunas cosas básicas...Un beso y feliz semana.

alida dijo...

Como la madre cigüeña hace todo para salvar a sus polluelos, que gran lección si?

vi230850 dijo...

hay tanta vida aquí...

unjubilado dijo...

Conmovedora noticia y más ahora que hay un pais que está empleando a niños como escudos humanos.
Un saludo

La Dulce Luna dijo...

Almenita, de eso se trata...de dar la vida por los hijos. Soy madre y...noticias como ésta, me conmueven.
Dulce tarde de lunes

Bohemia dijo...

Ayer escuché la noticia y también me conmovió, me dio mucha penita, pero por mis loritas he comprobado con que amor y lealtad son capaces de protegerlas...pobre cigüenita!!!

Besos

Azul caleidoscopio dijo...

Aqui es donde animales y humanos nos unimos en el amor hacia los hijos, tan inmenso que el instinto de conservacion se transfiere a ellos primero. Conmovedor, Almena.

Eloísa dijo...

Y es que cuando una madre denota peligro, aún a costa de su vida, defiende su prole.

Erika Contreras dijo...

Qué lindo, me emocionan hehos como estos. Me reconcilian con el mundo.
saludos
erika

María Dubón dijo...

Un amoroso gesto maternal, sin duda. Pero no nos olvidemos del padre de los polluelos, que tendrá que sacarlos adelante solo. También es digno de admirar su esfuerzo.

Besos.

Fernando dijo...

Cuanto nos han de enseñar los animales!...un abrazo.

Amanda dijo...

Bonita historia almena... que seguramente esté ocurriendo con frecuencia (de un modo parecido)muy cerca de nosotros sin que lo percibamos.
Un saludín, y gracias por compartir tanta ternura.

Perséfone dijo...

Me has conmovido profundamente.

Muchos abrazos!

Sirenita dijo...

Como personas...o mejores, a veces.

Un beso.

Awo IYeroArg dijo...

Almena:
Hermoso post, gracias, aleccionador. El Amor hasta el límite del sacrificio. Conciencia de papa y de mamá. Dar y dar, protejer la inocencia y la fragilidad.
Quizás esas piedrotas sirvan para cambiar la conciencia egoista de esta humanidad alucinada.

Kuan dijo...

Es emocionante, un ejemplo de lo que es el amor de madre. Hace poco hablaba con una amiga del alma de los animales; hay quien dice que tienen un alma colectiva, intentando de esta forma situarlos por debajo de los humanos. Con esta noticia confirmo cualquier duda que pudiera existir.

lamima dijo...

Que conmovedora historia..
Una madre es una madre, humana o no. No hay mas.

feliz-ahora dijo...

Es la definición viva de una prioridad clara

En no-sé-cual libro "sagrado" de esos lo expresan más o menos así:

¿Cual es tu tesoro?, porque allá donde esté tu tesoro, allá irás tú

JHWH dijo...

Una historia con ingredientes suficientes como para aprender algo.

susana dijo...

eso es amor...

MORGANA dijo...

Siempre nos dan ejemplo, los animales son maravillosos.
Muchos besos, que tengas una linda semana.

Olvido dijo...

Conmovedora noticia Almena...
Un ejemplo para muchos humanos...
Besos
OLVIDO

El Verbo Sabio y Divino dijo...

Que viva una vez mas el sentido maternal.

M.

Ana R dijo...

Estas noticias no solo enternecen y calan hasta los huesos .Sino que sin palabras el mundo animal ( en general) nos da lecciones y ofrece ejemplos que a estas alturas los humanos dificilmente podriamos superar.¿Animales?

Un beso

Max dijo...

Y a veces nos preguntamos por el sentido de la vida... Toda una lección.

Besos

Milady dijo...

Qué noticia más tierna, Almena. recien llego a tu blog y me ha causado muy buena impresión. Sobre todo el nombre "cosas nimias". Son las cosas nimias las que hacen que la vida merezca la pena. No son tan nimias, por ello. Saludos.

Athos dijo...

Uff, estas historias me dejan un poco decaído.
Y los humanos son capaces de abandonar a sus crías en contenedores de basura.
Cosas de la especie superior.

Besos

Carolina Sandoval dijo...

HOLA

TE QUIERO INVITAR A MI NUEVO PORTAFOLIO BLOG DE MIS TRABAJOS.

ESPERO TE AGRADE

http://portafolio-grafico.blogspot.com/

BYE

Naxhi dijo...

wow! quisiera ser ave para volar...

Saludos, me agrada mucho visitar este espacio =)

el angel de las mil violetas dijo...

el amor de madre, que todo lo puede y dá su vida por sus hijos...precioso. besos!

Isabel Romana dijo...

Una noticia realmente conmovedora, que nos hace pensar en lo potente que es el instinto, en el valor supremo de transmitir y conservar la vida. Y creo que también nos conmueve porque es una conducta muy semejante a la humana, de algún modo nos recuerda que todos pertenecemos al mundo animal, que no cuidamos de los animales como deberíamos, que tenemos muchos que aprender de ellos. En fin, me quedo acongojada y, al mismo tiempo, orgullosa de esa madre cigueña. Besos.

azzura dijo...

Un gesto maternal superlativo! me ha conmovido..
Un abrazo Almena

Miguel dijo...

Yo no sé qué decir... duele.

Tanhäuser dijo...

La vida debe seguir por encima de todas las cosas.
Besos

Seoman dijo...

Eso si es amor de padre, que bonita notica. Da gusto darse cuenta de éstas y no de las muchas que inundan los noticiarios.
Saludos desde O Recuncho

Charles de Batz dijo...

Admirable. Para que luego se marque tan larga nuestra distancia con los animales...

Salud

Enrique Sabaté dijo...

La tormenta y la piedra
no derrotaron
su corazón de madre.

FRAC dijo...

Bueno, la naturaleza no hace nada en vano. Nos muestra cada día su lógica, su belleza, sus misterios, así como también la fragilidad de la vida. Como en el caso que relatas, realmente conmovedor. Soy madre y pienso que la defensa de los hijos es inexcusable. A ellos les tocará enfrentarse a unos problemas del medio ambiente bastante serios.

En fin, un saludo en mi primera visita a tu blog.

Cindyta dijo...

Ay no lo puedo creer.... que hermoso y que triste, pucha ya me arrugó el corazon y se cristalizaron mis ojos....
Que increible que los que nos den mas ejemplos sean estos seres tan extraordinarios... Ahora, quien ama más, una madre mortal o esa mama?
Que amor más grande!!!!

Purificación Ávila. dijo...

Ay, almena, los animales en ocasiones nos dan lecciones a los padres. En estos días en que tanto se habla del maltrato a los hijos y viceversa, sólo el reino animal se comporta con la sabiduría del respeto a la vida.
Reconforta saber que las cigüeñas no difieren mucho de mi perrita.

Hermosa tu fotografía, como todas, ésta de la cigüeña me trajo especiales recuerdos de la tierra de mis ancestros. Ya ni siquiera emigran, almena...el clima se volvió loco.

Besos, bonita
Puri

mixtu dijo...

ternura...
quedé muy sensibilizado...
que bonito post...

abrazo europeo

el alelo dijo...

Ellas vienen de África. ¿Allí no hay granizos?

El cambio de clima y la abundante comida de los vertederos han conseguido que no vuelvan en invierno.

Supongo que a cambio de no viajar... a veces se encuentran con estos inconvenientes mortales.

Algo estamos haciendo mal para que los animales cambien sus costumbres milenarias.

Digo yo.

ribemependros dijo...

Esa noticia es muy hermosa no sólo para las madres entre las que me cuento si no en general es necesario proteger a los tuyos de todas las tormentas
besos

psicoso dijo...

Esto me hace pensar mucho... es solamente instinto?

Ula dijo...

Qué pena, almena, y qué bonito cómo la naturaleza sigue su curso. Al menos los polluelos fueron salvados de esas fuerzas desatadas.
Este clima anda un poco alborotado.
Besos

ferfo dijo...

Quien aprenidera de ellas. A dar con todo.

Besotes

Elú dijo...

Un pulso de claridad en una tierra, que nos llama a despertar constantemente del que parece un eterno sueño, una falsa ilusión que hace creer que la posibilidad del Amor no es para nosotros. La naturaleza responde: Sí lo es, acaso no me ves?...Despeguemos nuestros ojos y veamos cuanta maravilla nos rodea, cuanta maravilla también vive dentro de ti.

Muchas bendiciones.

Grimalkin el Bardo dijo...

La noticia es para dejarle a uno sin palabras, pero el modo sencillo y breve con que lo has narrado me conmueve hasta las fibras más íntimas.

Te dejo un saludo muy cordial, Almena.

Hannah dijo...

En Valmayor, Madrid, a pasado lo mismo. pero sin que los polluelos tuvieran tanta suerte... Es una desgracia. Encontré sus cuerpecitos paseando con mis perros... Hay tres nidos, de los preparados que salen en tu foto, no en un campanario... Sólo ha quedado viva una familia.

Tremendo.

Un abrazo
Hannah

alma dijo...

Lo que no haga una madre...

Ula dijo...

Qué forma tan bonita y a la vez triste de continuar la especie.
El instinto amoroso de la madre y también del padre.
Conmovedor
Besos

Lulu dijo...

Me duelen hasta los pies de mi espíritu. ¡Qué ejemplo para los humanos, que tenemos hasta leyes que contradicen la maternidad y su arista de la protección de las crías por sobre la propia vida!

El detective amaestrado dijo...

La verdad, la inescrutable verdad de la naturaleza. Ahí es nada

Cigarra dijo...

La noticia es preciosa. No olvidemos dar las gracias al que la difundió. Qué bueno que alguna vez en un rinconcito de un periódico o un noticiero algo nos recuerde que lo mas importante es la vida, y defenderla. Gracias por contárnoslo

café- café dijo...

Hermosas aves, pero por acá no las conocemos.
Saludos, Almena

alemama dijo...

Que historia tan triste, Almena. ¿Quién se hará cargo de sus polluelos?

Gregorio Verdugo González-Serna dijo...

Cruel naturaleza a veces, que dilapida sin piedad a sus hijos más inocentes. Un hermoso post te salió.
Un abrazo.

Marian dijo...

La Naturaleza tiene su propio lenguaje de vida y muerte. Nunca dejan de sorprendernos esas actitudes maternales, de protección.Son una lección inmensa... Por cierto, la actitud del macho me parece igual de maternal.

Un besín

Darkhorse1974 dijo...

Pobrecilla!!, que lastima, lo que hace el amor a los hijos, estas noticias entristecen a uno

Un abrazo

Trompetista de Falopio dijo...

Qué triste. Hasta se me enchinó el cuero.

Rocío dijo...

Uff, me enterneció la historia de verdad!