26 febrero 2010

Ciencia vs. Poesía

Parece que el físico Robert Oppenheimer era, además, aficionado a escribir poesía. Su colega británico, Paul Dirac no podía comprender que un mismo individuo participara de ambas actividades. Y se cuenta que en cierta ocasión se lo manifestó así a Oppenheimer:

¿Cómo puedes conciliar ambos intereses? no parece posible, ya que el científico escribe sobre cosas que nadie conoce con palabras que todo el mundo entiende. El poeta, en cambio, escribe sobre cosas que todo el mundo conoce con palabras que nadie entiende.

13 comentarios:

AleMamá dijo...

Buen punto la diferencia entre las dos disciplinas.
Besos

aminuscula dijo...

Buenísimo, querida Amena. Esto me ha gustado.

¡Qué grande ser ambas cosas y tener ambas capacidades!

Un beso

Pilar dijo...

Aunque parezca que existe antítesis entre poesía y ciencia, la práctica ha demostrado que no es así. Desde la antigüedad englobaba ambas materias en la sabiduría.
Un ejemplo de ello lo tenemos en el filósofo, astrónomo y poeta Omar Khayyam y su composición: Ruba'iyyat.
En ella describe de manera poética el universo.
Curiosamente la cantaba Camarón:

EL MUNDO

El mundo es un grano de polvo en el espacio;
la ciencia de los hombres, las palabras;
los pueblos, los animales y las flores de los siete climas son sombras de la nada.

Petonets, Almena!

Lula Towanda dijo...

Entonces la prosa carece de misterio porque es escribir con palabras que todos entienden algo que todos comprenden.
Parece que a Oppenheimer no le interesaba mucho hacerse entender.

Ogigia dijo...

qué tontería la del paul ese...la palabra lo cubre todo....

Fernando dijo...

jajaja..no sé yo si esto es verdad...besos.

TriniReina dijo...

Pues yo pienso que se pueden mezclar bastante bien dos aficiones tan dispares.

Besos

unjubilado dijo...

Perfecta fusión. Yo entiendo algo de watios, voltios, amperios, julios, hercios... pero otras palabras como cencellada, jaquimazo, endecha, palimpsesto, tengo que buscar en el diccionario para saber su significado.
Además de las primeras, ¿qué más da? se acciona el interruptor adecuado y las bombillas lucen solas, la lavadora se pone a funcionar al igual que el microondas...
Saludos

Leodegundia dijo...

La ciencia y la poesía trabajan las dos queriendo descrubir los misterios, la una de las cosas y la otra de los sentimientos, por eso no es difícil entender que puedan interesar a la misma persona.
Buen fin de semana

Una mirada... dijo...

El poeta y el científico no dejan de ser dos artesanos de las sensaciones, ya sean objetivas o subjetivas, observables o abstractas. Dos artesanos -o artesanas- que recrean, pulen y hacen legible esa primera idea gestada para mostrarla al prójimo con la ilusión de ser escuchados/leídos y comprendidos.

Ciencia y sentimientos, dos aspectos, dos caminos convergentes y necesarios para transitar por este mundo nuestro.

Un saludo (…junto a un anemómetro que sueña ser poética veleta).

RMC dijo...

Excelente y reflexivo texto
un placer leerte.
que tengas una feliz semana
un abrazo.

AnaR dijo...

Sútiles diferencias...cuestión de matices,sí señora.Buenísimo.

Un abrazo

simplemente yo dijo...

Jjaa, me parece muy bueno como se lo explico, jjja besos