14 marzo 2010

Despertar urbano

Por la ventana abierta
se cuela, refrescante, el olor a mañana.

Aún el sol se ocupa
en la diaria tarea de despertarse,
y ya la calle
se está llenando de afanes cotidianos.

Miro de nuevo.
Una sirena
de canto apresurado y apremiante
asusta con sus prisas a un conductor dormido.

Qué resignado, a tan tempranas horas,
parece cada hombre.

Qué resignado gesto en cada uno.

20 comentarios:

aminuscula dijo...

Qué dolorosa esta resignación!

Me alegra que empieces a publicar tus poemitas, AmenA. Ya tenía ganas yo de esto.

Un beso

AleMamá dijo...

Ya te está llegando un aire más tibio que haga más amable el despertar aún.
Besos

Pilar dijo...

Miras a través de lo cotidiano como si fuera un cuadro.
Me gusta el amanecer que entra por tu ventana y llena cada rincón de poesía.
Ralentizo cada palabra y juego con ellas a imaginar los espacios de Madrid.

Petonets, Almena!

Anónimo dijo...

¿Será lo cotidiano, la rutina
de ser jilguero herido en el asfalto
que no puede alcanzar cielo tan alto
que el mástil de una antena sea encina?

Un abrazo.

Una mirada... dijo...

Prodígate más, trovadora urbana, en esa sobriedad lírica donde traes retazos mañaneros.

Un gustazo atisbar el principio de tu día.

koffee dijo...

Apetece respirar el aire fresco de la mañana: no lo ha enturbiado todavía nuestro aliento ni el de los coches... y vamos despertando lentamente.
Buena observación, querida.

TriniReina dijo...

Es cierto, la resignación viaja en cada rostro, o al menos, así lo vemos a veces, cuando la resignación nos puede.

De todas maneras, no hay nada tan bello como amanecer...

Besos

Leodegundia dijo...

Muy bien descrito ese despertar urbano: afanes cotidianos, gente medio dormida y resignación de la mayoría.
Me encantó.
Un abrazo

marian dijo...

Hermosa nimiedad esta tuya, atenta a lo cotidiano y plasmada en estos versos.
Las ciudades no duermen...a lo mejor por eso,sus moradores amanecen con esa sensación resignada.
Un besín

Eloísa dijo...

Vamos despertando del letrago...supongo que ya era hora.
Beso ;-)

Isabel Romana dijo...

Así se inicia la vida cada día, querida almena. Yo, de momento, ni siquiera asomo la nariz por la ventana... Besos.

RMC dijo...

Preciosa inspiracion y bello poema, con tu despertar transmites tu arte poetico, un placer leerte.
que tengas una feliz semana.
un beso.

simplemente yo dijo...

Me encanta como conviertes algo tan normal y cotidiano, incluso rutinario, en algo tan bello. Besos
PD: Es un placer leerte.

Alyxandria Faderland dijo...

Menos mal que yo para trabajar ahora viajo en sentido contrario, pero antes que iba con todo el malon, era un castigo, entre el lleno absoluto y las caras.
Hasta tengo una foto ganadora de un premio de estas caras de resignacion de vuelta del trabajo.
Exclente poema, amiga.
Ah el lullaby era un tal lullaby for you pero no me acuerdo el interprete!!! help me!

celebrador dijo...

No quisiera ser desagradable, pero no es ese mi despertar cotidiano (y urbano). Por ejemplo una hora da paseo matinal hasta el trabajo de la mano de mi chica (mi mujer) que me acompaña para que no me "pierda" por las "esquinas", y que me quiten lo bailao

maria jesus dijo...

Hasta que nos cambien la hora parece que nos da menos pereza, pero sí, es como dices.

Almena ¿porque no pones seguidores? Sería muy útil para los que andamos con prisas y nos gusta leerte

Ogigia dijo...

De todos, hay mucha serenidad en este poema...

Pizca dijo...

Me gusta, Almenita...me encantaría saborear contigo este momento, desde la ventana.. Besos

white dijo...

te he encontrado de nuevo, me encanta estar otra vez en tu casa, besos.
Yo también me he mudado

ángel dijo...

Bello poema sin resignaciones.


Saludos...