05 febrero 2010

Sabios y eruditos

Lo reconozco, he venido confundiendo sabiduría y erudición. Creo que es fácil confundirlo en nuestros días. Y ello a pesar de que años ha que los filósofos lo distinguieron.

El erudito acumula conocimientos e información.
El sabio aspira a ver el mundo en su plenitud, en la verdad que aúna todas las verdades.

La sabiduría no se busca con un sentido útil del conocimiento, sino que se busca por sí misma. Es una actitud.

El estudioso, el intelectual, el investigador, acumula conocimientos sobre el tema en el que se siente interesado pero... ¿por sí mismos esos conocimientos le elevan a la categoría de sabio?

Sabiduría, "saborear" la realidad conociéndola en su plenitud. Eso no somos capaces de alcanzarlo acumulando conocimientos.

Sabiduría se acomodaría más a "conducta prudente en la vida", por lo que no son precisos los conocimientos para ser sabio. Se puede ser ignorante y tener una "conducta prudente", es decir, "la capacidad de discernir entre lo bueno y lo malo y orientar su conducta hacia el camino correcto".

"El sabio es una fuente de ideas propias. El erudito, un almacén de ideas ajenas"

"Aquel que reconoce su ignorancia, su impotencia y sus faltas, está empezando a caminar por el sendero de la sabiduría"


15 comentarios:

Pizca dijo...

Muy interesante, Almena el tema y la página a la que remites.
Besos

zanawsina dijo...

Yo lo descubrí cuando lo leí en un libro de José Antonio Marina "La Inteligencia Fracasada" con este texto:

Sabio no es quien sabe muchas cosas, sino quien actúa sabiamente. Es un modo elegido de ser, un trabajado proyecto de personalidad, el talento para hacer las preguntas adecuadas y buscar las buenas respuestas. Es la poética del vivir.

¡¡Un besote!!

Pilar dijo...

Hay refranes que resumen muy bien uno o ambos conceptos:

"Sabe más el diablo por viejo, que por diablo".

"La experiencia es la madre de la ciencia".

"El pensar no es saber".

"Sabiduría es conocer y transformar"

Los refranes y los aforismos, tienen en común la sentencia...

Un abrazo, almena!

TriniReina dijo...

Esto que dices es algo parecido a cuando yo descubrí que, tener una o varias carreras universitarias no te hacía educado. La Educación no da la educación.

Me parece muy acertado tu post y, a partir de ahora, sabré distinguirlos.

Besos

Una mirada... dijo...

Justa distinción en una sociedad que convierte al erudito en permanente vocero de sus saberes e ignora la sabiduría de quienes, al igual que los gorriones de los aleros, parecen indistingibles aun siendo únicos.

Saludos (con sabor a café de puchero).

Una mirada... dijo...

"indistingUibles"

Ogigia dijo...

creo que tu comentario es muy verdadero, amiga, lo comparto desde la sencillez

Enrique Sabaté dijo...

Sabio es un calificativo que ponemos a quien nos descubre donde dirigir la mirada.

Salud.

aminuscula dijo...

Y a lo que deberíamos aspirar es a ser sabios, como prueba de lo vivido y sentido en el trayecto. Pero los conocimientos y los títulos son los que mandan en esta sociedad en la que no nos da tiempo a profundizar en el as personas lo suficiente como para valorarlas sin estos documentos y certificados. ¿Y quien da el título de sabio? Nadie, así que no hay valor en ello.

Un besazo

Marian dijo...

Saber,sabor...sabiduría.Se me ocurre que al sabio además de prudencia se le atribuye humildad.
Me encanta que hayas regresado.
Un besín

yole dijo...

Simpre es una maravilla seguir los caminos de tu letras...y tú lo sabes.

Un abrazo grandote.

Susy dijo...

De cualquier manera, no suele ser raro que las personas sabias sean las que más se equivoquen en lo sustancial de la vida o que el erudito, huyendo de la realidad, se dé de narices contra lo práctico y conveniente.
Por cierto, que bien que has vuelto para poder leerte.
Un beso.

simplemente yo dijo...

Me ha gustado mucho esta distincción. Besos

JFVS dijo...

La sabiduría es aceptar la efímeridad de la existencia, de la consciencia, del pensamiento. Es una elevación de la sencillez por medio de la resignación; es un dejarse ir, fluyendo por la vida, probando, saboreando, contemplando y dejando ir. Es existir sin aspirar a poseer, es un mirar y reir.

Claudia dijo...

Esta super interesante. Consegui un articulo que tiene consejos sabios por Aristóteles, aqui les dejo el link para que lo vean http://mipagina.1001consejos.com/profiles/blogs/7-pensamientos-de-aristoteles